Lecturas sugeridas

A 70 años de su declaración de independencia: Israel, peronismo y cultura de izquierda

César Tcach

El 14 de mayo de 1948, se realizó la declaración de independencia de Israel, y Argentina fue el primer país de América latina en concretar el reconocimiento diplomático del Estado a través del envío de un embajador en 1949. El presidente Perón designó como representante argentino a un integrante de la comunidad judía: Pablo Manguel.

Al año siguiente, el gobierno peronista fue el primero de Latinoamérica en establecer un acuerdo comercial bilateral. En paralelo a la acción estatal, la Fundación Eva Perón envió ropas y medicamentos –que llegaban por barco al puerto de Haifa– para aliviar los padecimientos de los miles de migrantes judíos que llegaban a Israel. Cuando en abril de 1951 la ministra israelí GoldaMeir visitó la Argentina, agradeció personalmente a Evita las donaciones.

La posición de Perón y de Evita en contra de la judeofobia era clara. Al participar en la inauguración de la flamante sede de la Organización Israelita Argentina (OIA), en agosto de 1948, Evita señaló en su discurso que los únicos que habían hecho separatismos de religiones habían sido los representantes de la oligarquía. “Los causantes del antisemitismo fueron los gobernantes que envenenaron al pueblo con teorías falsas, hasta que llegó con Perón la hora de proclamar que todos somos iguales”, dijo. En ese mismo acto, Perón advirtió: “Mientras yo sea presidente, nadie perseguirá a nadie”.

En marzo de 1949, en otro acto público realizado en la OIA, Perón celebró “la nueva aurora para el pueblo de Israel”, y el 21 de junio ratificó públicamente: “Siento un profundo cariño y un gran respeto por el Estado de Israel (…) Israel, durante su lucha ciclópea de varios siglos (…) ese pueblo que a través de siglos ha mantenido incólumes sus virtudes, el poder de su raza, la perseverancia de su causa y la honradez que lo ha distinguido como un pueblo de honestos trabajadores en el mundo entero”.

Como ha demostrado el historiador de la Universidad de Tel Aviv, RaananRein, el Gobierno argentino estaba ansioso por demostrar con hechos la falsedad de las acusaciones de “nazi” que le proferían los sectores de la oposición. Pero esta política de Perón tenía un costo: lo hacía a contragusto de los nacionalistas de derecha que habían respaldado su candidatura presidencial y de las sedicentes elites tradicionalistas empeñadas en construir el mito de la nación católica, identificando de modo excluyente al pueblo y al Estado argentino con la religión apostólica romana.

En ese año, cuando el primer embajador israelí, Jacob Tsur, presentó formalmente sus credenciales diplomáticas a Perón, ambos salieron al balcón de la Casa Rosada para ser vitoreados durante largo tiempo por miles de judíos argentinos reunidos en Plaza de Mayo. Este aspecto de la política exterior argentina era compartido por la Unión Cívica Radical y por los partidos socialista y comunista.

Socialistas judíos

La Unión Soviética fue el primer país del mundo en reconocer el derecho a la existencia del Estado de Israel y lo apoyó mediante el envío de armas –mandadas a través de Checoslovaquia– en la guerra contra los cinco países árabes que lo habían invadido en el momento de su parto.

En rigor, el respaldo de la URSS a Israel se fundaba en un motivo geoestratégico: horadar el dominio colonial británico en Medio Oriente. Legitimaba esta decisión la ideología socialista de muchos de los inmigrantes judíos que desde las primeras décadas del siglo 20 habían construido comunas rurales (kibutzim) basados en la propiedad colectiva de la tierra y de los medios de producción. En ellos, no circulaba el dinero (en un almacén autogestionado, cada integrante podía adquirir, sin pagar con moneda alguna, lo estrictamente necesario para su vida diaria) y el comedor era comunitario; sus escuelas eran laicas y, en muchos de ellos, cada 1° de mayo se izaba la bandera roja. La multiplicación de estas granjas colectivas alimentó la ilusión de una isla socialista en un archipiélago de regímenes y monarquías árabes conservadoras.

En este contexto, Gregorio Bermann, uno de los principales referentes intelectuales del movimiento de la Reforma Universitaria de 1918, candidato a gobernador de Córdoba por el Partido Socialista en 1931 y médico voluntario en el bando republicano durante la Guerra Civil Española, expresaba en una nota de su autoría publicada por el diario Córdoba el sábado 15 de mayo de 1948: “Uno de los pueblos más antiguos y de mayor prosapia histórica, arrojado en la diáspora bañada de infinitos dolores (…) horrorosamente diezmado por la bestialidad nazi, ha encontrado en sí mismo las energías suficientes para renacer pujantemente en su hogar primigenio (…) Fuerte en la justicia de su causa histórica, el Estado de Israel no cuenta sólo con la bravura de sus hijos que han puesto alma y vida en su consolidación, sino también con el apoyo de todas las naciones progresistas”.

Con el texto, fustigaba tanto al moribundo imperialismo británico contra el cual se habían levantado en armas los guerrilleros judíos en Palestina como a los “señores feudales” árabes que intentaban abortar el nacimiento del Estado de Israel.

Y añadía: “Este es un gran día para judíos y gentiles. Una venerable y gloriosa nación reinicia su existencia. Con emocionada alegría seguiremos su desarrollo ascendente”.

Esa tarde, el vespertino cordobés tenía como principal titular “Bombardearon Tel Aviv”, y como subtítulo explicativo: “La rendición de la Capital pide Egipto”. Israel ganó la guerra, pero fue incapaz de conquistar la paz. Aún hoy, la disputa por ejercer la soberanía sobre un mismo territorio entre dos movimientos nacionales (el judío-israelí y el palestino) alimenta la incertidumbre y el drama en Oriente Medio.

publicado en La Voz del Interior, 6/5/2018

Dejar un comentario

Recogemos los comentarios, críticos o favorables, que amplíen los conceptos y/o contribuyan a una discusión respetuosa. El CPA se reserva el derecho de no publicar aquellos que no satisfagan estas condiciones.

Viejos Vinagres en la radio:
El Club de la Política

Todos los sábados de 15 a 17
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
¿Por Qué?
Preguntas (y respuestas)
para pensar la Argentina

Todos los domingos de 14 a 15
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
Contribuciones de los socios

Las buenas noticias que pueden nacer de este momento crítico

Oscar Muiño

Nuevos Papeles, 16/5/2018

leer artículo

La Guerra del Paraguay, una lucha cruel que unió al país

Luis Alberto Romero

La Nación, 13/5/2018

leer artículo
Documentos

Documento de Abril. Primeros diez años de vida del Club Político Argentino

Abril de 2018

leer documento
Lecturas sugeridas

¿Cuánto tiempo tendremos que soportar a Donald Trump?

Loris Zanatta

La Nación, 15/5/2018

leer material
Actividades

10° Aniversario del CPA, jueves 26 de abril de 2018

Jueves 26 de Abril de 2018

ver actividad

Club Político Argentino - http://www.clubpoliticoargentino.org/
Copyright © 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado por Kaleido Group