Contribuciones de los socios

En el debate por el aborto, el rol de los diputados indecisos empieza a pesar

Marcos Novaro

Los resultados que se pueden prever en el Congreso, en medio del debate por el aborto, son muy parejos: hay un número de 30 ó 35 diputados indecisos que alcanzan para dividir la batalla de uno u otro y están muy repartidos entre distintas bancadas, con lo cual es muy difícil que haya alguien que coordine a esos diputados, alguna voz de mánager que acomode las cosas.

La pelea por esos votos va a ser muy intensa y hasta último minuto. Sucede que los mismos diputados que ya se decidieron pueden, también, estar indecisos y ser influenciados para cambiar su voto.

En el dilema hubo distintos momentos. Cuando empezó la discusión pesó mucho la opinión de la sociedad, que según la mayoría de las encuestas es favorable a la despenalización. Por otro lado quedó descartada la idea de hacer un plebiscito, algo parecido como lo que se hizo en Irlanda. Tal vez hacerlo hubiera ayudado a definir las cosas, pero tampoco garantiza nada teniendo en cuenta que los diputados responden por sí mismos y tenían derecho a decir: “A mí el plebiscito no me importa” (ya que son no vinculantes). Por lo que sin un alineamiento político -y sin señales de fuerzas muy claras y decisivas de la sociedad- el debate quedó más atado a lo que decían los propios diputados.

Toda la tarea propia en la comisión que trata el proyecto, que no definió ganadores y perdedores, mostró que la mayoría de las posiciones fueron más argumentativas y moderadas de lo que se esperaba.

La sociedad se expresó sin demasiada virulencia y con un espíritu de época. Es un tema que si bien puede generar conflictos muy serios, hay que tratarlo sobre carriles democráticos y de mínima tolerancia.

Hay que ver qué pasa cuando la votación se defina porque, en ese momento, puede haber mucha tensión sobre todo si el proyecto es rechazado por muy pocos votos.

Mientras tanto, le están tratando de ofrecer a los diputados indecisos una pieza de cambio para que no se pasen al bando de los “despenalizadores”, como si fuese un premio consuelo. Algo como: “Apoyemos esto que son medidas que no son tan conflictivas para los sectores católicos o de derecha, y que pueden significar un avance en todos los temas que nos preocupan a todos”.

Tal vez eso no alcance pero de todos modos está mostrando cierto espacio de negociación y lo mismo han hecho los que apoyan el proyecto: están tratando de rebajar los aspectos más discutibles que tienen que ver con la libertad de conciencia, de aquellos profesionales de la salud que se niegan a practicar abortos, mientras que en otros países el aborto es legal. Todos están tratando de converger en una posición moderada.

publicado en www.tn.com.ar, 4/6/2018

Dejar un comentario

Recogemos los comentarios, críticos o favorables, que amplíen los conceptos y/o contribuyan a una discusión respetuosa. El CPA se reserva el derecho de no publicar aquellos que no satisfagan estas condiciones.

Viejos Vinagres en la radio:
El Club de la Política

Todos los sábados de 15 a 17
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
¿Por Qué?
Preguntas (y respuestas)
para pensar la Argentina

Todos los domingos de 14 a 15
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
Contribuciones de los socios

El Populismo tiene sus matices

Omar Argüello

La Nación, 13/9/2018

leer artículo

Abrazarse a una responsabilidad fiscal duradera

Juan J. Llach

La Nación, 10/9/2018

leer artículo
Documentos

Documento de Abril. Primeros diez años de vida del Club Político Argentino

Abril de 2018

leer documento
Lecturas sugeridas

La democracia necesita una izquierda creíble y respetable

Loris Zanatta

La Nación, 5/9/2018

leer material
Actividades

Reunión de socios

Martes 28 de Agosto de 2018

ver actividad

Club Político Argentino - http://www.clubpoliticoargentino.org/
Copyright © 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado por Kaleido Group