Contribuciones de los socios

La agonía educativa, el futuro y los discursos políticos

Guillermina Tiramonti

La educación agoniza porque es incapaz de hacer que las nuevas generaciones adquieran los instrumentos básicos de la cultura ilustrada -lectura, escritura, matemáticas y ciencias básicas- y a su vez por su imposibilidad de transformar el conjunto de saberes y conocimiento que debe transmitir a la luz de la reconfiguración de la cultura digital.

Para decirlo en una frase, la educación está perimida y tiene graves dificultades a la hora de enseñar aquello que se le ha encomendado desde hace un siglo y medio.

En la campaña electoral por la que estamos transitando, hay mayor presencia de temas educativos que en otras ocasiones, debido a que esta es una temática que adquirió notoriedad a raíz del tratamiento que se realizó de la presencialidad escolar durante la pandemia. Las propuestas que se escuchan son muy generales algunas de máxima y otras de mejoras muy puntuales.

El video que muestra a una docente tratando de imponer su idea a un alumno de escuela secundaria se viralizó y proporcionó un material que fue aprovechado por los medios y los candidatos para llenar el vacío sobre el tema.

Más allá, de los temas ocasionales, las posiciones en la campaña, parecieran estar concentradas en un espectro diferenciado de temas, pero en general centrados en la recuperación del pasado. Por un lado, está el rescate de la valoración de las identidades y las políticas de reconocimiento positivo de las cuales el feminismo es el abanderado. En este discurso, la problemática de la desigualdad ya no se plantea: no importa el impacto de la pobreza en la educación y la injusticia de una escuela que no enseña, lo que importa es el reconocimiento y valorización de las identidades.

Una de ellas es la pobreza, condición a la que le atribuyen las cualidades más apreciadas. En este último caso, como lo que se considera es la condición de pobre, no corresponde proponer cambios que redunden en su abandono.

En el otro polo, hay un rescate de los valores a los que la escuela se asoció en los inicios de la implantación de los sistemas educativos modernos. Se plantea la importancia del esfuerzo para el progreso, el sacrificio y el merito personal en la realización de una carrera laboral en ascenso. Es un discurso que se entiende en contraposición al anterior que ha abandonado toda pretensión de articular la educación al progreso personal, pero no considera cuáles son los problemas que afronta nuestro sistema educativo y no ofrece alternativas de futuro.

Estamos entre dos modelos de retorno al pasado

Uno nos propone volver a la sociedad previa al surgimiento de las repúblicas modernas, como resistiendo desde las tradiciones la ola de modernización de fines del siglo XIX y principios del XX; el otro recrea los principios del esfuerzo, el trabajo, el mérito y el sacrificio en pos del progreso que fueron el fundamento de la educación que se implantó en los inicios de la Argentina moderna.

Pasados veinte años del inicio del siglo XXI, en la Argentina volvemos a discutir la propuesta educativa de hace un siglo y medio atrás. Es más, estamos replanteándonos el módulo más exitoso de la instalación moderna que es la asociación entre educación y progreso.

Es cierto que a veces, desde el polo moderno, se plantea la importancia de introducir las nuevas tecnologías en la educación. Sin embargo, no se va mucho más allá, esto resulta ser lo que más se acerca al mundo contemporáneo.

Curiosamente durante el periodo del gobierno de Cambiemos, hubo un impulso interesante para concretar cambios, fundamentalmente de la escuela secundaria, para introducir innovaciones superadoras de la escuela moderna y acordes con las exigencias del mundo digital.

Se realizaron reformas, en general acotadas a un número determinado de escuelas, que introdujeron la enseñanza por proyectos, el estudio de programación y robótica, el trabajo colectivo de los docentes a través de las redes de escuelas, el estudio en grupo de los alumnos, la creación de materiales virtuales, las aulas invertidas e infinidad de otras innovaciones que ponían a la escuela en diálogo con la era digital.

Estas innovaciones ya probadas podrían ser invocadas y articuladas a nuestro campo productivo para formar parte de una narrativa posible de futuro para la Argentina, por ejemplo, asociada al crecimiento de servicios basados en el uso intensivo del conocimiento.

La Argentina tiene una posibilidad real de avanzar en el camino del progreso a través de la incentivación de la exportación de servicios del conocimientos para lo cual no se necesitan sacrificados repetidores de contenidos, sino cambios en la formación de una generación de jóvenes inteligentes capaces de utilizar su cabeza para relacionar saberes de diversas procedencias, pensar con autonomía, saber problematizar la realidad, encontrar soluciones y gratificarse con esta actividad de conocer el mundo en que vive, ubicarse en él y tratar de mejorarlo.

Para que esto nos pase en el futuro, no podemos preparar a los jóvenes para una realidad pastoril, ni tampoco para la primera etapa de la producción industrial del capitalismo, sino que debemos enfrentar que hay que cambiar, dialogar con la cultura contemporánea e imaginar la escuela del mañana. Algo hay en nuestra conformación cultural que genera una dinámica de retorno al pasado cada vez que se nos abre una ventana al futuro.

publicado en Todo Noticias, 4/9/2021

Dejar un comentario

Recogemos los comentarios, críticos o favorables, que amplíen los conceptos y/o contribuyan a una discusión respetuosa. El CPA se reserva el derecho de no publicar aquellos que no satisfagan estas condiciones.

¿Por Qué?
Preguntas (y respuestas)
para pensar la Argentina

Todos los domingos de 14 a 15
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
Contribuciones de los socios

Un castigo en las urnas que debilita tanto a Alberto y al PJ como a Cristina

Marcos Novaro

Todo Noticias, 13/9/2021

leer artículo

La docente Radetich no se equivocó

Jaime Correas

La Nación, 9/9/2021

leer artículo
Documentos

Declaración del CPA – El Club Político Argentino ante la dramática situación en Afganistán

Jueves 19 de agosto de 2021

leer documento
Actividades

Reunión de socios

Martes 24 de agosto de 2021

ver actividad

Club Político Argentino - http://www.clubpoliticoargentino.org/
Copyright © 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado por Kaleido Group