Contribuciones de los socios

¿Quiénes son los experonistas?

Vicente Palermo

Una humorada, algo rancia ya, que circula en el peronismo y sus márgenes, sostiene que quien fue peronista alguna vez lo sigue siendo por siempre. Como casi todas las humoradas tiene algo de verdad. Algo, solamente. Quizás resulte útil pensar la cuestión: ¿para qué sirven los experonistas? Empiezo aclarando que soy, indiscutiblemente, uno de ellos.

Dicho esto, debo preguntarme: ¿qué es un experonista? Para empezar, es obvio que no se trata de una identidad: parafraseando a José Hernández, hay experonistas de todas maneras, y que no se identifican unos a otros por esa condición.

Convencionalmente, diré lo que entiendo por tal: ciudadanos que llevaron a cabo una experiencia política en el peronismo que fue relevante en sus vidas, que reflexionaron y continúan reflexionando sobre esa experiencia y sobre el peronismo, y que continúan activos políticamente (en otros agrupamientos, con otras identidades, o simplemente muy politizados).

Partiendo de esas condiciones, obviamente no se arriba a una identidad, pero, ¿no podría tratarse de una categoría política? El experonismo como categoría política. Suena bien. Sigamos pensando. Los experonistas dedicamos bastante tiempo a cultivar nuestra condición; nos preocupamos mucho por el peronismo y su variada suerte política.

Y reflexionamos sobre ello en gran medida a partir de nuestra experiencia. Me arriesgo con un lugar común: conocemos al peronismo desde adentro. No hay presunción alguna en lo que afirmo. No estoy diciendo que lo conozcamos mejor que otros (analistas, políticos, observadores, etc) que nunca fueron peronistas.

Podemos llegar más lejos, quizás, en críticas que, al menos para mí, los peronistas ciertamente se merecen; pero también podemos encontrar mejor los modos de legitimarlos como adversarios en el juego democrático, así como de exigirles que participen de una perdurable legitimación recíproca (cosa que el kirchnerismo, y sus compañeros de ruta, por ejemplo, no hacen) en la cual las identidades no se erigen sobre la impugnación o la descalificación del adversario (convirtiéndolo en enemigo).

Sé que afirmar esto – quiero decir, que si hay un juego democrático en la Argentina, el peronismo es un actor legítimo de ese juego – en tiempos K no me hará ganar popularidad. Ni entre peronistas ni entre no peronistas. Pero este es precisamente el problema. Y los experonistas seamos, quizás, una incómoda bisagra que facilite la recuperación de esta legitimación política que se está perdiendo peligrosamente.

Hay algo que los peronistas, incluso lo más malévolos, difícilmente pueden hacer con nosotros: tacharnos de gorilas. No solo porque no lo somos, sino porque nos sabemos defender muy bien y pararles el carro. El recurso de “antiperonizar” cualquier crítica que se les haga con nosotros no sirve. Pero, también muchos antiperonistas tienen un problema con eso de considerar a los peronistas actores legítimos.

La categoría política de experonistas define, así, y esta es mi conjetura, un modo de colocarse ante el peronismo y ante el antiperonismo; su elemento central es la cuestión de la responsabilidad política. Como ex peronista que soy, jamás me he hecho una autocrítica por mi participación en el peronismo, ni tengo la menor intención de hacerla, y mucho menos estoy dispuesto a que me la hagan (“te voy a hacer tu autocrítica”, como le dice un cuadro del PC español a otro en aprietos en una novela de Semprún).

Pero sí estoy dispuesto a algo muy diferente, mirar de frente a la responsabilidad política. Las credenciales peronistas al respecto son bastante malas. Quizás la raíz de este problema esté en la tragedia de 1955. La Revolución Libertadora (incluyendo su siniestro arranque en junio de ese año) fue un crimen, qué duda cabe. Pero el peronismo, que estaba socavando el régimen político democrático en sus dimensiones liberales y republicanas a pasos agigantados, tiene una enorme cuota de responsabilidad política en ese resultado.

Responsabilidad que por lo general desconoce, lo que es lamentable no solo en términos de hacer las paces con su historia, sino en lo que ese trauma lo autoriza a la interacción compulsiva. Que los peronistas, en general – no se hacen responsables – y, por lo tanto, se desentienden al mismo tiempo del pasado y del futuro, se hace patente en una postura muy extendida en relación con la década de los 90: ah, lo de Menem no fue peronismo.

Lástima; si se desentendieran menos del riojano, se pelearían menos con los medios de comunicación y con el mercado, apenas para dar dos ejemplos. Por este camino, mucho me temo que dentro de un tiempo vayan a argumentar que el kirchnerismo tampoco fue peronista, sino apenas un accidente. Los experonistas, lejos de tender a descalificar a los peronistas por serlo, tendemos sí a exigirles que den explicaciones por lo que deben.

A que rindan cuentas, actividad que ellos por lo general odian tener que hacer. Parecería que hay un peronismo ideal – el peronismo, simplificando las cosas, de la Comunidad Organizada – y un peronismo pragmático – que tiene poco y nada que ver con ese peronismo platónico, o más bien aristotélicamente vertical –, que se puede reconocer en la sucesión de los más variados gobiernos: según convenga a no, los peronistas apelan a aquel peronismo vertical para negarle autenticidad peronista a los peronismos efectivamente existentes. Nunca tienen atropellos que aclarar.

Los experonistas somos los que queremos haber tenido un pasado peronista; somos políticamente responsables por él y podemos quemarles los papeles a los peronistas, pero no para que dejen de ser peronistas, sino para que se abran a un diálogo en el que tienen que dar explicaciones, rendir cuentas, en lugar de eludir su propia responsabilidad. Por el bien de todos y antes de que sea tarde.

publicado en Todo Noticias, 20/11/2021

1 Comentario

Publicado por Luis:

Buen día estimados amigos republicanos!

En esta pregunta de quiénes son los ex peronistas, se la puede dilucidar, teniendo a tal individuo depende de la óptica en el cual se la vea o si se la analiza correctamente.

Para tener una real dimensión ante éste turbio dilema antes deberíamos preguntarnos quiénes son en verdad los peronistas, hacer una tipología de ubicación social.

Más allá del conocido y clásico oportunismo peronista encubierto o manifiesto, superficialmente todo peronista así cómo los ex, llevan la misma ‘densa mochila’, en lo referente a la ética y moral ciudadana.

Se supone que si un individuo se inmiscuye en la política, debería poseer algo o un mínimo de vocación política. La política es el arte de las ideas, y tales ideas entran en el juego de la política, que tiene reglas concisas dentro de un sistema político llamado democracia, tal sistema fue aborrecido desde un inicio por el peronismo que no era otra cosa que una sucursal del fascismo italiano.

Para muchos ingenuos el peronismo nació un 17 de octubre pero en verdad esa fecha no es más que una copia de lo que fuera «La Marcha sobre Roma», talento propiciado por Benito Mussolini en el año 1922 y que lo denominó ‘Fascismo’…, Es ahí que por esa fecha un joven oficial del ejército quedó encandilado con toda esta oscura está en la Italia convulsionada, ese joven militar llamaba Juandomingo, tali individuo soñaba con poder llegar a ser lo mismo en Buenos Aires; ha tenido una oportunidad en 1930 con el golpe al senil Hipólito yrigoyen pero pronto se daría cuenta que no se podía y que todo terminaba en un fracaso. En el año 1943 si se le iba a dar su sueño dorado de poder copiar lo hecho por mussolini en el año el camino quedó allanado para las elecciones presidenciales de 19461922, el sindicalista de la carne Cipriano Reyes fue el propulsor de que todos sus colegas del conurbano principalmente del sur confluyeran camino a la plaza de mayo una verdadera réplica de la marcha sobre Roma…
Una vez conjurado aquel 17 de octubre todo fue una copia del fascismo italiano, hasta que el hastío político social y militar le pusieron final en el año 1955 y tal evento se lo denominó revolución libertadora.
10 años de farsa mitología fascista sudamericana parece que no fue suficiente para un grupo de militares y civiles nefastos qué pretendían volver al sistema autoritario, es así que en el año 1956 un tal Gral.Valle ideó volver a lo perdido, retornar con una contrarrevolución …
Pedro Eugenio aramburu e Isaac Rojas se dedicaron a ser una limpieza de fascistas en las fuerzas armadas, pero en el sindicalismo todo quedó igual es por ese motivo que resurgieron en «Las 62 organizaciones», un verdadero club de hipócritas, corruptos y demagogos.
Han pasado peronistas de toda calaña cómo ser María Estela «alias» isabelita, Lorenzo ‘el loro’ Miguel, Emilio Eduardo Massera, y demás peronistas militares como ser Acdel Vilas Santiago Riveros, Ernesto ‘el nabo’ Barreiro, Alfredo Astiz…
Ya en los 90 de Carlos Saúl cómo olvidar al célebre emblema del peronismo moderno «El prófugo Juan Manuel Pico»…, Quién fuera presidente del concejo deliberante, y primer candidato en julio de 1997; el exquisito prófugo apareció en Brasil con una negra y documento, DNI trucho…, EN VERDAD EL DNI ERA ORIGINAL, PERO, TRUCHADA LA FOTO Y LOS DATOS…

Visto y considerando de todo el prontuario histórico relatado, qué persona de sanos valores puede autodenominarse peronista?, ni hablar de ser ex peronista, ignorando toda ésta historieta desde el año 1922 …

… Ser peronista o ser ex, simplemente se trata de un ser digno de lastima, una persona abrumada por la incoherencia y falta de valores!

Dejar un comentario

Recogemos los comentarios, críticos o favorables, que amplíen los conceptos y/o contribuyan a una discusión respetuosa. El CPA se reserva el derecho de no publicar aquellos que no satisfagan estas condiciones.

¿Por Qué?
Preguntas (y respuestas)
para pensar la Argentina

Todos los domingos de 14 a 15
por Radio Ciudad, AM 1110

escuchar todos los programas
Contribuciones de los socios

Un corralito geográfico

Fabio Quetglas

Clarín, 26/11/2021

leer artículo

Tics de la pragmática peronista

Vicente Palermo

Clarín, 24/11/2021

leer artículo
Documentos

Declaración del CPA – El Club Político Argentino repudia el atentado al diario Clarín y exige una urgente investigación

Martes 23 de noviembre de 2021

leer documento
Actividades

Reunión de socios

Martes 26 de octubre de 2021

ver actividad

Club Político Argentino - http://www.clubpoliticoargentino.org/
Copyright © 2012 - Todos los derechos reservados

Desarrollado por Kaleido Group